Tu seguro desde 9,99€ al mes

instalacion para glp

Glosario instalacion para glp

El gas licuado del petróleo, o GLP, es un carburante compuesto de butano y propano que se fabrica como alternativa a los combustibles tradicionales. También recibe el nombre de autogás.

Significado de instalación para GLP

El GLP procede en su mayor parte de los yacimientos petrolíferos y de gas natural, y en un porcentaje menor de los procesos de refinado del petróleo. El gas pasa a estado líquido al ser sometido a presión, lo que reduce su volumen y permite un transporte más sencillo.
Aunque durante los últimos años han aumentado su difusión y empleo, el GLP no tiene todavía demasiada implantación en los vehículos particulares. Resulta mucho más frecuente su uso en autobuses urbanos, taxis y camiones de la basura.
Sin embargo, los fabricantes han ido ofreciendo progresivamente más vehículos con motores de gasolina aptos para usar GLP. También es posible adaptar un automóvil que no venga de fábrica preparado para la utilización de autogás. Para ello es necesaria la instalación de un kit de transformación realizada en un taller especializado.

Únete a la revolución del seguro de coche Hello Auto y empieza a disfrutar de las ventajas del seguro más digital del mercado.

Ventajas e inconvenientes del uso de gas licuado del petróleo

Los motores que emplean el gas emiten menos partículas contaminantes y mejoran la calidad del aire, lo que les ha otorgado la etiqueta ECO de la DGT y todas las ventajas que ello supone.
La utilización de GLP significa un ahorro importante para el bolsillo del usuario en comparación con el empleo de gasolina. No solo porque el precio de esta es claramente mayor que el del autogás, sino también porque el motor sufre un menor desgaste y alarga su vida útil, reduciendo los gastos de mantenimiento. Esto se debe, entre otros factores, a que las combustiones son más limpias y generan menos residuos.
El autogás proporciona una mayor autonomía a los vehículos, que cuentan con un depósito de gas y otro de gasolina y pueden usar ambos indistintamente.
Entre las desventajas hay que indicar que los modelos que usan este carburante son más caros que los de gasolina. Para amortizar la inversión es necesario acumular una cantidad de kilómetros considerable, por lo que conviene tener en cuenta el uso que se le dará al vehículo antes de tomar la decisión de comprarlo.
Por otro lado, la red de gasolineras que permiten el repostaje de autogás es todavía limitada en España y supone un obstáculo para que se incremente el parque de este tipo de vehículos.

Insonorización término anterior
siguiente término Integral

¿Conduces bien? Paga menos

Ahorra hasta un 50% en el seguro de tu coche todos los años

Image placeholder

¿Te podemos ayudar?

Llámanos al 954 051 095 y te resolveremos todas tus dudas.