Tu seguro desde 9,99€ al mes

Navegador

Glosario Navegador

El navegador de un vehículo es, básicamente, un elemento capaz de calcular la ruta idónea a un destino e indicarla en un mapa. Su funcionamiento requiere dispositivos físicos como la pantalla, aplicaciones de software y un sistema cartográfico con toda la información relevante.

Significado de navegador

Los sistemas de navegación para vehículos tienen precedentes lejanos en ciertos dispositivos, creados en la primera mitad del siglo XX, que facilitaban al conductor la lectura de rutas en mapas de papel. En la década de los ochenta, marcas japonesas como Toyota o Nissan impulsaron el desarrollo de recursos mucho más ambiciosos y sofisticados, y el proceso continuó hasta que, en el año 2000, la puesta a disposición de una buena señal GPS para el uso civil marcó el inicio de los modernos navegadores.

La finalidad básica de un sistema de navegación es proporcionar las indicaciones para que el vehículo siga la ruta más adecuada hasta un punto concreto. Los navegadores emplean para ello el sistema de posicionamiento GPS (Global Positioning System), que gracias a una red de satélites puede calcular la ubicación del vehículo. Esa posición ha de representarse después en un sistema de cartografía y mostrarse en la pantalla del aparato.

Es conveniente que el navegador de un automóvil disponga de una pantalla táctil de buen tamaño y un anclaje firme que además facilite el montaje y desmontaje. También es preciso actualizar periódicamente la cartografía y el software para disponer de un servicio útil.

El asistente de conducción Hello Auto Connect revoluciona tu forma de conducir. Si conduces bien, pagas menos, así de simple.

Funciones más comunes de un sistema de navegación

Usualmente, el navegador de un vehículo se emplea para calcular y mostrar una ruta con puntos de partida y de destino determinados. El sistema es, además, capaz de fijar itinerarios alternativos en función de criterios diversos. También puede ofrecer información útil sobre atascos, fluidez de la circulación en determinados tramos y otras circunstancias del tráfico, así como alertar sobre límites de velocidad y aspectos similares.
En la actualidad, la formación de los usuarios sobre el empleo del navegador está lejos de ser la idónea, pero una utilización correcta del dispositivo facilita la conducción y permite ahorrar tiempo y combustible.

NASCAR término anterior
siguiente término Neumática

¿Conduces bien? Paga menos

Ahorra hasta un 50% en el seguro de tu coche todos los años

Image placeholder

¿Te podemos ayudar?

Llámanos al 954 051 095 y te resolveremos todas tus dudas.