Tu seguro desde 9,99€ al mes

Escobilla

Glosario Escobilla

Parte del limpiaparabrisas responsable de evacuar el agua presente en el parabrisas y mejorar la visibilidad al conductor.

Significado de escobilla

El elemento de la escobilla forma parte de la seguridad del vehículo y tiene como responsabilidad, evacuar el agua que se acumule en el limpiaparabrisas, con el fin de mejorar la visibilidad en la conducción.

La escobilla puede ser necesaria cuando se conduce con lluvia, así como también cuando se limpia el parabrisas por suciedad acumulada.

La escobilla es una parte del limpiaparabrisas. En ocasiones por costumbre popular, ha recibido también el nombre de limpiaparabrisas, cuando en realidad este concepto engloba el total de sus partes.

La escobilla forma así parte del limpiaparabrisas junto a la garra, el flexor, el pasador, los pivotes y la estructura.

El dispositivo Hello Auto Connect dispone de un asistente de velocidad para que siempre sepas la velocidad máxima a la que puedes conducir.

Cuidados de la escobilla

La sustitución de unos limpiaparabrisas por otros nuevos lleva implícito el uso de nueva escobilla en cada uno de ellos.

Sin embargo, sin cambiar los limpiaparabrisas es posible que sí debamos sustituir la escobilla. Su vida útil suele tener de media entre medio año y un año, aunque este período puede verse condicionado por diversos factores.

El ensuciamiento de una escobilla, por ejemplo al aparcar bajo un árbol del que ha caído excesiva resina, puede empeorar su funcionamiento.

De igual forma, cuanto más se use, antes se desgastará, por lo que en zonas donde la lluvia es más abundante, es probable que su sustitución tenga que hacerse antes que en otras regiones donde llueve menos.

Sustitución de la escobilla

El cambio de escobilla es recomendable que se haga en un taller especializado, dado que así se podrá realizar con garantías de que se escoge un modelo compatible con el limpiaparabrisas y con el coche, así como también de que la instalación se hace correctamente.

La revisión periódica de la escobilla es la mejor forma de identificar un desgaste acusado, que nos puede motivar a su sustitución.

Normalmente, se cambia la escobilla cuando llega el invierno o la época de lluvias, con el fin de garantizar contar con un modelo en óptimo estado.

En verano, no obstante, también puede cuartearse por una prolongada exposición solar, que afectaría a su eficacia una vez accionado.

Existen dos tipos de escobillas. La escobilla tradicional se fabrica esencialmente en metal con una goma fija. En los modelos de escobilla más recientes, está fabricada totalmente en goma flexible.

Escape término anterior

Consigue el dispositivo más avanzado

149 € GRATIS con tu seguro

Image placeholder

¿Te podemos ayudar?

Llámanos al 954 051 095 y te resolveremos todas tus dudas.