Tu seguro desde 9,99€ al mes

Control de chasis adaptativo

Glosario Control de chasis adaptativo

Se trata de un sistema que permite alterar la dureza de la suspensión del vehículo en función del tipo de conducción deseado. Los dispositivos más modernos gradúan constantemente dicha dureza gracias a una unidad electrónica que analiza determinados parámetros.

Significado de control de chasis adaptativo

La creciente sofisticación de los sistemas que aumentan la seguridad y el confort en la conducción ha llevado al desarrollo de conceptos como el chasis adaptativo, que algunos fabricantes denominan DCC o Dynamic Chassis Control.

Estos sistemas permiten al conductor elegir el tipo de comportamiento de los amortiguadores gracias a las válvulas electrónicas alojadas en dichos elementos. Las válvulas regulan el paso del fluido circulante y actuando sobre ellas es posible, por tanto, alterar la dureza de las suspensiones. Básicamente, el endurecimiento del amortiguador se traducirá en una reducción del balanceo de la carrocería, una frenada más eficiente y una mayor precisión, pero también en un menor confort. Este último aumenta notablemente si se opta por un recorrido más largo.

La posibilidad de adaptar la suspensión ya existía en cierta medida en sistemas anteriores, ofreciendo al conductor tres opciones de conducción: normal, confortable y deportiva. Pero la tecnología más moderna ha dado otro paso adelante, incorporando una unidad de control que se ocupa de las electroválvulas y hace posible una adaptación constante a las condiciones de conducción, aún sin cambiar la selección del programa.

El dispositivo Hello Auto Connect dispone de un asistente de velocidad para que siempre sepas la velocidad máxima a la que puedes conducir.

Las ventajas de los modernos sistemas DCC

Las versiones recientes del control de chasis adaptativo no se limitan, como sus predecesoras, a ajustar el tarado del amortiguador en función de la opción escogida por el conductor. Por el contrario, la unidad electrónica está recibiendo permanentemente datos que le permiten una modificación continua de la dureza de la suspensión, para adecuarla al modo de conducción y a las irregularidades de la vía. También reacciona a determinadas situaciones de riesgo con el endurecimiento inmediato de los amortiguadores, facilitando la estabilidad y el control del vehículo.

siguiente término Control de crucero

Consigue una cámara para tu coche GRATIS con Hello Auto

Image placeholder

¿Te podemos ayudar?

Llámanos al 954 051 095 y te resolveremos todas tus dudas.