Pruébalo gratis el primer mes ¡Calcula ahora!

CFC

Glosario CFC

Se trata de unos compuesto químicos derivados de los hidrocarburos saturados que se obtienen por la sustitución de átomos hidrógeno por flúor y cloro.

Significado de CFC

Los CFC, o clorofluorocarbonos, son compuestos químicos pertenecientes a la familia de los hidrocarburos saturados, que total o parcialmente han sido halogenados y que solo contienen carbono, hidrógeno, cloro y flúor. 

Muchos se utilizan como refrigerantes, propulsores en aerosoles y como disolventes, aunque se encuentran en desuso ya que contribuyen al deterioro de la capa de ozono. Actualmente están siendo reemplazados por otros compuesto como por ejemplo los hidrofluorocarbonos, que aunque no dañan la capa de ozono tanto como los CFC, si que contribuyen al calentamiento global.

¿Sabías que...? Hello Auto dispone del avisador de radares más completo del mercado.

Origen y uso de los CFC

Los CFC nacieron por la necesidad de dar con una sustancia que no fuera tóxica y que pudiera ser utilizada como refrigerante para la industria. Thomas Midgley descubrió este tipo de gases que eran inocuos para el ser humano y consiguió así evitar muchas intoxicaciones. Sustituyeron al amoníaco y se empezaron a utilizar en los sistema de aire acondicionado de automóviles, frigoríficos y en industrias, pero se desconocían sus efectos negativos sobre la capa de ozono.

Los científicos Frank Sherwood Rownland, Mario J. Molina y Paul Crutzen recibieron en el año 1995, el Premio Nobel de Química por sus investigaciones en la amenaza que suponía el uso de los CFCs.

Algunos de los usos más comunes de los CFCs son:

  • Refrigerante en aires acondicionados.
  • En la fabricación de espumas para diversos usos.
  • Limpiador de grasa, pegamentos o restos de soldaduras.
  • Como disolvente.
  • Propulsor de aerosoles.

Efectos de los CFC en la capa de ozono

Cuando la luz incide sobre una molécula de CFC, se produce una reacción fotoquímica, liberándose un átomo de cloro con un electrón libre, muy reactivo y con una afinidad muy alta por el ozono, el cual acaba rompiendo la molécula. Se estima que un solo átomo de cloro liberado puede destruir hasta 100.000 moléculas de ozono.

En el año 1987, con el Protocolo de Montreal, se estableció el año 1996 como límite para que los países desarrollados dejaran de utilizar los CFCs y se dió 10 años más para los países en vías de desarrollo.

Términos relacionados

CD término anterior
siguiente término CFD

¿No recuerdas dónde dejaste tu coche?

Consigue un localizador GRATIS con tu seguro Hello Auto

Image placeholder

¿Te podemos ayudar?

Llámanos al 954 051 095 y te resolveremos todas tus dudas.