Tu seguro desde 9,99€ al mes

automovil giroscopico

Glosario automovil giroscopico

Se llama así a ciertos vehículos del pasado en cuyo diseño se empleó un sistema giroscópico para mantener la estabilidad sobre dos únicas ruedas.

Significado de automóvil giroscópico

Un giroscopio es un dispositivo mecánico, usualmente en forma de esfera con anillos concéntricos, cuya simetría de rotación le hace capaz de mantener o modificar la orientación de un vehículo. A lo largo de la historia, varios diseños de automóviles han tratado de incorporar y aprovechar las propiedades estabilizadoras de ese mecanismo.

El dispositivo Hello Auto Connect dispone de un asistente de velocidad para que siempre sepas la velocidad máxima a la que puedes conducir.

El Schilovski Gyrocar y el Ford Gyron

Fue un conde ruso quien ideó el Schilovski Gyrocar, el primer coche conocido con solo dos ruedas. Gracias a un giroscopio de grandes dimensiones, el vehículo mantenía la estabilidad y parecía una opción tan interesante, a principios del siglo XX, que la marca británica Wolseley decidió construirlo bajo la dirección del aristócrata. La presentación del coche en 1914 fue un éxito rotundo porque el Gyrocar funcionaba realmente. Cuando la velocidad descendía de cierto mínimo, se activaban automáticamente dos pequeñas ruedas adicionales para sostener la gran carrocería del vehículo.
El Schilovski, no obstante, adolecía de excesivo peso y escasa capacidad de giro. Pero lo que truncó definitivamente la progresión del proyecto fue el estallido de la Primera Guerra Mundial.
El histórico modelo del conde, por desgracia, quedó convertido en chatarra en 1948.
Ya en los años sesenta del siglo pasado, Ford presentó un diseño de inspiración futurista basado también en el mecanismo giroscópico. Al igual que el pionero Schilovski, tenía dos ruedas en línea e incorporaba otras dos cuando el coche circulaba a muy baja velocidad o estaba detenido. Sin embargo, el modelo se construyó únicamente para ser exhibido en exposiciones y nunca llegó a ser operativo.
Tras el aerodinámico y espectacular aspecto del Ford Gyron estaba el diseñador Alex Tremulis, quien intentó llevar la idea adelante después de que Ford renunciase a la fabricación del modelo dados los elevados costes del mecanismo giroscópico estabilizador. El prototipo de Tremulis, menos impactante que el de Ford, vio la luz en 1967 con el nombre de Gyro-X.

Autoescuela término anterior
siguiente término automovil lunar

¿No recuerdas dónde dejaste tu coche?

Consigue un localizador GRATIS con tu seguro Hello Auto

Image placeholder

¿Te podemos ayudar?

Llámanos al 954 051 095 y te resolveremos todas tus dudas.